Powered by Smartsupp
plintos blancos lacados que son

¿Qué son los plintos blancos lacados?

Un Plinto lacado se presenta como un componente decorativo empleado tanto en la instalación de puertas como en la estética de interiores. Este plinto, mayormente elaborado con madera de alta calidad, se sitúa en la unión entre la pared y el suelo, directamente bajo una puerta o en áreas específicas donde se busca preservar y embellecer este espacio de transición.

La singularidad que caracteriza a un plinto como “lacado” se encuentra en el tratamiento especial aplicado a su superficie. La técnica de lacado involucra la aplicación de una capa de laca o esmalte transparente sobre el plinto. Esta capa lacada no solo le proporciona al plinto una apariencia elegante y brillante, sino que también le confiere durabilidad y resistencia ante los daños y el desgaste diario.

En resumen, un plinto lacado se erige como un componente decorativo práctico, colocado en la base de las paredes y el suelo para realzar y salvaguardar este espacio. Su característica distintiva reside en el acabado lacado que le otorga una apariencia elegante y duradera.

 

¿Cuándo nacen los plintos lacados?

El plinto lacado, como componente decorativo y funcional en la arquitectura de interiores, no puede atribuirse a un inventor específico ni tiene un origen único vinculado a una única persona. En cambio, su evolución y aplicación se sustentan en prácticas y tradiciones arquitectónicas y decorativas que han ido desarrollándose a lo largo del tiempo en diversas culturas y regiones del mundo.

Los zócalos, rodapiés o plintos en general han desempeñado su papel en la arquitectura y la decoración de interiores a lo largo de los siglos, siendo utilizados para resguardar las paredes de posibles daños y elevar la estética de los espacios. La utilización de la madera y, más adelante, la aplicación del lacado como acabado para estos elementos ganaron popularidad en Europa, especialmente durante el Renacimiento y el período Barroco, cuando se perfeccionaron técnicas de acabado y ornamentación más refinadas.

El lacado, que involucra la aplicación de capas de laca o esmalte sobre una superficie de madera, tuvo sus orígenes en Asia, específicamente en China y Japón, hace más de mil años. La laca, obtenida de la resina natural del árbol de la laca, se ha convertido en una forma distintiva de arte en objetos y muebles decorativos en muchas culturas asiáticas.

plintos blancos lacados categoria

Cómo instalar los plintos paso a paso

1• Preparación de la Superficie: Antes de llevar a cabo la instalación del plinto lacado, es imperativo asegurarse de que la superficie de la pared y el suelo esté impecable, libre de cualquier irregularidad. Verifica que la pared esté pintada correctamente y que el suelo se encuentre nivelado.

2 • Medición y Corte: Precisión es la clave. Mide con cuidado la longitud de la pared donde se instalará el plinto y realiza el corte exacto utilizando una sierra para madera. Es esencial que el plinto sea ligeramente más extenso que la longitud de la pared, proporcionando un margen adecuado para superar las dimensiones del rodapié y la tapeta conectados.

3• Aplicación de Adhesivo: Una capa uniforme de adhesivo para madera es esencial. Aplica el adhesivo en la parte posterior del plinto, asegurándote de distribuirlo uniformemente a lo largo de toda la extensión.

4• Colocación del Plinto: Posiciona el plinto con precisión, asegurándote de que la parte inferior del mismo haga contacto con el suelo. Ejerce presión firme para lograr una correcta adhesión.

5 • Ajuste: En caso necesario, emplea cuñas o pequeñas piezas de madera para nivelar el plinto si el suelo presenta irregularidades. Garantiza que el plinto esté recto y nivelado en la pared.

6 • Fijación: Una sujeción sólida es esencial. Emplea clavos sin cabeza o tornillos para madera en la parte superior del plinto, cerca del techo y donde resultan menos visibles. Estos elementos de fijación aseguran la estabilidad durante el proceso de secado del adhesivo.

Acabado: Tras la instalación, verifica la alineación y nivelación del plinto. Elimina cualquier exceso de adhesivo visible y, de ser necesario, pinta o retoca el plinto para que armonice con el estilo de la habitación.

Es crucial destacar que las dimensiones del plinto lacado deben exceder las del rodapié y la tapeta para garantizar una transición fluida y estéticamente agradable entre la pared y el suelo. La altura y amplitud adecuadas aseguran que el plinto cumpla eficazmente su función de proteger y embellecer el área de la pared y el suelo.

Carrito de compra0
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad